22 Ene, 2020

La conmovedora historia de Mario y Fresia

La conmovedora historia de Mario y Fresia

La humanidad no deja de sorprender. Mario Ñuñez se hizo conocido hace un año por el conmovedor caso que protagonizó junto su pareja y fiel compañera de vida, Fresia Farias. La mujer, que padece de alzheimer, se convirtió en su copiloto al tener que acompañarlo cada día de trabajo en un microbús debido a las nulas posibilidades de Don Mario de dejarla al cuidado de alguien más.

Fue en octubre de 2019 cuando un reportaje en las noticias rescató la dura historia de estos dos adultos mayores que pusieron el rostro a una de las verdades más crueles de la sociedad chilena; el abandono de la población mayor y las dificultades para enfrentar una enfermedad tan cruel como aquella que ataca lo más preciado de toda persona que llega a esa edad, los recuerdos.

Pero esta vez las andanzas de Mario Núñez son un poco más esperanzadoras. Dar a conocer su historia le trajo de todo: desde regalos hasta el respeto y el apoyo de quienes lo rodean. "Abrí los ojos bien abiertos y la reflexión fue amar al prójimo como a ti mismo. Así estoy, soy feliz. A ratos hasta me emociono, porque es tanta la satisfacción de dar que se me hincha el pecho, me siento otra persona", cuenta.

Mario explica que avanzado los meses la sensación de todo lo que ha vivido es “dulce y agraz”. Ahora tiene la tranquilidad para trabajar mientras sabe que Fresia ya se encuentra bien cuidada, “con sus comidas y los medicamentos a la hora que corresponde”. “Dígame usted qué es más importante, ¿tomarse una cerveza y desperdiciar el dinero y tiempo o darle algo que le sirva a una persona de la tercera edad? Yo sopesé esas cosas, las tiré en una balanza y concluí que es más importante ayudar el prójimo que a uno mismo. No tengo amistades con las que salir, me dedico a trabajar y prefiero invertir la plata en esto que en otra cosa", agrega.
 


Volver